fbpx

Top 3: estrellas que no jugaron en las Grandes Ligas

Para nadie es un secreto que las máximas figuras del deporte de las bolas y los strikes pasaron inevitablemente por las Grandes Ligas; no por nada le llaman a la pelota rentada estadounidense: el mejor béisbol del mundo.

Sin embargo, como en todos los ámbitos hay ciertas excepciones, peloteros que siendo increíblemente talentosos no jugaron en la MLB. Por eso, hoy en Con Las Bases Llenas hemos querido mostrarte a tres de esos grandes baluartes.

Este es nuestro top 3 de jugadores que no pasaron por las mayores.

Top 3:

3. José «El Carrao» Bracho:

Oriundo de Maracaibo, estado Zulia, Venezuela, José de la Trinidad Bracho (1928-2011), mejor conocido como El Carrao, es sin lugar a dudas, el mejor lanzador en la historia de la pelota venezolana.

Vistió en un lapso de 23 temporadas (desde 1948 hasta 1973) los uniformes de Cervecería Caracas (más tarde Leones del Caracas), Pastora de Occidente, Navegantes del Magallanes, Tiburones de la Guaira, Cardenales de Lara y finalmente Águilas del Zulia.

Dejó registros de verdadera leyenda en el béisbol de su país. Un total de 109 triunfos lo ubican como el lanzador más ganador en Venezuela, además de haber propinado 859 ponches en 1769.2 entradas trabajadas y haber estampado promedio de pitcheo de 3.17.

Aparte, posee el récord de más victorias consecutivas para un lanzador en el béisbol de la tierra de Simón Bolívar con 26, repartidas en dos temporadas.

En Series del Caribe El Carrao fue igual de dominante. En el escenario más grande de Latinoamérica logró ganar 6 partidos y mantuvo su efectividad en cero por un espacio de 47 entradas y 2 tercios.

Jugó en las inferiores de Texas y Toronto, pero su miedo a los aviones le impidió volver a los Estados Unidos y alcanzar el Big Show.

A él se le atribuye la invención de la bola de tenedor, lanzamiento que seguramente hubiera puesto en apuros a muchos grandeligas. Forma parte del Salón de la Fama de la LVBP desde el 2003.

2. Sadaharu Oh:

La historia de Sadaharu Oh es como mínimo, inspiradora. Un hombre que contra todo pronóstico se impuso a múltiples adversidades y logró inscribir su nombre con letras doradas en los registros del béisbol japonés.

Este nipón de origen chino, nació en Sumida Ward, en el año 1940. Desde muy joven demostró que tenía un talento especial para jugar pelota. Sin embargo, bateaba a la derecha porque no sabía que se podía hacer a la izquierda.

No fue hasta su edad adolescente cuando por fin aprendió a hacer swing a su mano natural; y aunque en la secundaria era toda una sensación por su capacidad jonronera, su padre no quería por nada del mundo que jugara béisbol profesional.

Aun así, fue un hermano quien le brindó el apoyo. Pero las cosas no iban a ser tan sencillas para Sadaharu.

En primer lugar, el ser hijo de un chino era una afrenta directa a un sistema que todavía tenía a flor de piel los sucesos de la Segunda Guerra Mundial.

Por otro lado, sus primeras tres campañas en el profesionalismo japonés fueron bastante mediocres. Lo que acrecentó las críticas.

No obstante, a partir del cuarto año en el circuito rentado nipón, Sadaharu Oh comenzó a entrenarse con mayor dureza y los resultados no tardaron en hacerse visibles.

Conectó 38 cuadranguladres y lideró la liga en ese rubro. Al año siguiente fueron 40, al otro 55 (récord japonés para ese entonces) y lo demás es historia. Acabó su carrera con 868 jonrones en 22 temporadas, 2170 carreras impulsadas y promedio vitalicio de .301.

Peloteros de la talla de Hank Aaron y Pete Rose afirman que tenía la capacidad suficiente para brillar en la MLB. Cabe destacar que en los años 60s y 70s el contrato mínimo en Japón era por 14 temporadas.

Ese hecho obviamente imposibilitó al atleta de los Yomiuri Giants de ver acción en los Estados Unidos. Aparte, aquello hubiera representado una gran decepción para un país dolido por lo acontecido en el último conflicto bélico mundial.

1. Omar Linares:

Para cerrar con broche de oro nuestro top 3, no podíamos colocar a otro que no fuera El Niño Linares. Este cubano es el hit hecho persona.

Sus números en la Serie Nacional cubana y competencias amateurs internacionales lo mantuvieron en la mira de varios equipos de MLB por mucho tiempo, pero ninguno pudo echarle el guante.

Nacido en Pinar del Río, Cuba, desde muy joven demostró una habilidad increíble en varios deportes. Pero lo suyo definitivamente era el béisbol.

Su sobrenombre viene dado por la edad prematura con la que irrumpió en la escena, es decir, apenas 15 años con el equipo Vegueros de Pinar del Río.

Aunque ya se le notaban condiciones excepcionales, su primer gran logro fue en el Campeonato Mundial Juvenil de 1984 celebrado en Venezuela, donde estableció récord de carreras impulsadas, carreras anotadas, imparables y jonrones.

Desde ese año encadenó 15 temporadas bateando por encima de .300 puntos en la Serie Nacional cubana, y por si fuera poco, entre esas se cuentan 7 campañas por encima de .400.

La cúspide de sus títulos colectivos la ostentan dos medallas de oro olímpicas, incluida la de Atlanta 1996 donde conectó tres vuelacercas en la final contra Japón (uno por cada jardín).

Sus números de por vida tras 20 años en la pelota cubana son los siguientes: promedio de bateo de .368, 2195 indiscutibles, 404 bambinazos, 54 triples, 327 dobles, 1547 carreras anotadas y finalmente, 1221 impulsadas.

Aunque mucha gente da como justificación a sus astronómicas estadísticas el uso de bate de aluminio (propio del béisbol aficionado en aquellos años), eso no es lo que pensaban los cazatalentos de los equipos de MLB.

Y tú, ¿Crees que los jugadores de nuestro top 3 pudieron haber brillado en las Grandes Ligas?

 

Escrito por: Carlos Guerrero.

Beat Writer (Escritor Oficial) de: @raysbaseball @raysbeisbol

Twitter: @CAG90Minutos

Instagram: @CAG90Minutos

¿Quieres saber más sobre las ultimas noticias del mundo del Béisbol?

Te invitamos a seguirnos en nuestro canal de Youtube:
Que pasa MLB

Para entrevistas y todo lo relacionado con los Yankees, siga nuestro podcast:
La Semana de los Bombarderos

Si aún no se ha suscrito a nuestro blog lo puede hacer aquí:
Suscríbete al blog por correo electrónico

También lo invitamos a seguirnos en las redes sociales:

 Facebook: @conlasbasesllenas

Twitter: @conlasbasesfull

 Instagram: @conlasbasesllenas

Lo invitamos a divertirse y hablar de béisbol en nuestro

Podcast «Con Las Bases Llenas», no se lo pueden perder!

Imágenes utilizadas son autorizadas a reutilizar

About Author

Soy licenciado en comunicación social mención audiovisual. Egresé de la Universidad Rafael Belloso Chacín del estado Zulia, Venezuela, en 2017. Actualmente me desempeño como redactor en "Con Las Bases Llenas LLC" y soy Beat Writer (Escritor oficial) de los Tampa Bay Rays en dicho sitio. Mi pasión es el deporte y mi pasatiempo preferido la lectura.

Queremos saber tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.