fbpx

Primer colombiano en jugar con los Angelinos de Anaheim quería ser sacerdote

El futuro de Orlando ‘Ñato’ Ramírez, primer colombiano en jugar con los Angelinos de Anaheim, pudo haber sido muy distinto al que muchos conocen. Su gusto por el sacedorcio y su práctica como monaguillo por poco hacían vestir a Ramírez de casulla y de estola y no de bombacho y gorra.  

Según Francisco Figueroa Turcios, para La Cháchara, el campocorto de Anaheim soñaba con ser sacerdote. Desde los 7 años, el oriundo de Cartagena de Indias servía en la parroquia Ermita de Nuestra Señora de la Candelaria en Pie de La Popa vestido de blanco y rojo o de blanco y morado en Semana Santa.

Sin embargo, un voto de confianza del puertorriqueño Carlos Manuel Santiago, quien lo firmó en 1972, habría cambiado el rumbo de la vida del cartagenero, cuyo padre falleció el mismo día en que el el joven pelotero debutó en el estadio 11 de Noviembre en Cartagena con Caribesa.

Miguel Ramírez, zapatero y padre del ‘Ñato’, también era beisbolista, y de los buenos. En 1947, se coronó en los Juegos Centroamericanos con la selección Colombia de béisbol, al lado de grandes como Luis ‘Petaca’ Rodríguez o Pedro ‘Chita’ Miranda.

Arribo en la Gran Carpa

Lleno de fuerza y de valor, Orlando ‘Ñato’ Ramírez debutó por primera vez en las Grandes Ligas de Béisbol el 6 de julio de 1974 con Anaheim, 72 años después de que Luis Castro, el primer colombiano y latino en la MLB, hiciera su debut con los Atléticos de Filadelfia.

Postal de la MLB.

 

Ramírez, quien firmó por USD$500 a los 19 años, dejó un AVG de .163 con 14 hits conectados en 97 apariciones al plato en 1974. Para ese entonces, el legendario Nolan Ryan también hacía parte de la novena californiana.

Pero Ramírez, pese a ser el único colombiano en el equipo, no era el único de habla hispana.

Junto con los puertorriqueños Sandy Alomar, Ed Figueroa, Luis Quintana, Ellie Rodríguez; el cubano Orlando Peña; y el mexicano Horacio Piña, el ‘Ñato’ ponía el sabor latino a un Anaheim que terminó con 68 victorias y 94 derrotas en esa temporada.

Le huía a los scouts

Su carrera en la ‘Gran Carpa’ finalizó en 1979, dejando un promedio de bateo de .189, 53 imparables conectados, 5 dobles conseguidos y un triple en 321 apariciones en el plato.

35 años después, el ‘Ñato’ confesó en entrevista con Carlos Hurtado, de El Heraldo, que le huía a los scouts cuando era adolescente.

«Yo tenía un trabajo fijo en Colpuertos (ayudante de mecánica) e irme a aventurar por allá a Estados Unidos era un riesgo que no sabía cómo iba a resultar. Si no triunfaba por allá me podía quedar sin trabajo acá. Era un dilema muy fuerte. Tampoco sabía una palabra en inglés, eran muchas cosas», fueron las palabras de Ramírez a Hurtado.

Salón de la Fama

El talento de Orlando, y su participación en las Grandes Ligas como el primer cartagenero en debutar allí, le permitieron ser incorporado al Salón de la Fama del béisbol profesional colombiano en 2009.

Créditos foto principal: El Heraldo

Escrito por: Dayana Villalobos Dimare 

¿Quieres saber más sobre las ultimas noticias del mundo del Béisbol?

Te invitamos a seguirnos en nuestro canal de Youtube:
Que pasa MLB

Para entrevistas y todo lo relacionado con los Yankees, siga nuestro podcast:
La Semana de los Bombarderos

Si aún no se ha suscrito a nuestro blog lo puede hacer aquí:
Suscríbete al blog por correo electrónico

También lo invitamos a seguirnos en las redes sociales:

Facebook: @conlasbasesllenas

Twitter: @conlasbasesfull

Instagram: @conlasbasesllenas

Lo invitamos a divertirse y hablar de béisbol en nuestro

Podcast «Con Las Bases Llenas», no se lo pueden perder!

Imágenes utilizadas son autorizadas a reutilizar

 

About Author

Latina. Colombiana. Barranquillera. Amante de la pelota caliente y empedernida contadora de historias que nacen del 'Rey de los Deportes'.

Queremos saber tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.