fbpx

NPB: récords ofensivos en una sola temporada en el béisbol de Japón

Mientras sigue acercándose el inicio de la temporada 2020 de la pelota japonesa (la NPB), Con Las Bases Llenas continúa llenándote de datos relevantes sobre el mejor béisbol de Asia.

En esta ocasión, haremos un recorrido por los récords ofensivos más importantes cosechados en una sola temporada, tanto en la Liga Central como en la Liga del Pacífico, los dos circuitos de la NPB.

Como podrás notar en las próximas líneas, estos registros están plagados de extranjeros que dejaron el nombre de sus países en alto muy lejos de casa. Comencemos.

Liga Central:

Promedio de bateo:

El mejor average de la Liga Central japonesa lo ostenta desde 1986 el norteamericano Randy Bass y es de .389 puntos.

Después de haber pasado por varios equipos de Grandes Ligas, el estadounidense se fue a terminar su carrera en Japón y no le fue nada mal, como podemos apreciar. Su equipo fueron los Tigres de Hanshin.

Jonrones:

Este es uno de los récords más importantes de la tierra del sol naciente. Perteneció muchos años a la figura nacional Sadaharu Oh, y cuenta la leyenda que cuando un pelotero se estaba acercando a su marca de 55 cuadrangulares, dejaban de lanzarle.

Finalmente en el 2013, el curazoleño Wladimir Balentien echó por tierra los rumores y conectó 60 estacazos de vuelta completa con las Golondrinas de Yakult, dejando atrás al mítico Oh.

Carreras impulsadas:

Acá entramos en terrenos de lo inverosímil. El récord de carreras impulsadas en la Liga Central de la NPB (y en todo Japón) para un año, data de la primera temporada de la misma: 1950.

Pertenece a Makoto Kozuru, quien en ese año del debut de la liga remolcó a 161 compañeros. Lo logró vistiendo el uniforme de los Shochiku Robins, que hoy son los Yokohama DeNA BayStars.

Hits conectados:

Acá encontramos otro extranjero. El estadounidense Matt Murton pegó 214 imparables en el 2010 para implantar este récord.

Después de haber pasado por los Cachorros, los Atléticos y los Rockies, llegó a Japón para vestir la casaca de los Tigres de Hanshin e imponer la ya mencionada marca.

Bases robadas:

El número más alto de estafadas en una campaña es bastante longevo. Data de 1983 y es propiedad de Tadashi Matsumoto con 76.

Esto lo logró jugando para los Gigantes de Yomiuri, el equipo más ganador en la historia de la NPB.

Liga del Pacífico:

Promedio de bateo:

Abriendo el primer récord de la Liga del Pacífico está nada más y nada menos que Ichiro Suzuki. Y es que antes de convertirse en figura en las Grandes Ligas, Ichiro fue grande en su patria.

Allá estampó en el año 2000 el mejor promedio al bate para un jugador del circuito del Pacífico con .387 puntos, mientras jugaba para los Orix BlueWave (hoy llamados Búfalos de Orix).

Jonrones:

En materia de bambinazos tenemos un empate a 55 por lado, jonrones que fueron conseguidos en años consecutivos.

En el 2001, el norteamericano Tuffy Rhodes sacó 55 veces la pelota, pero en el 2002 fue el turno del Samurai venezolano Álex Cabrera de hacerlo en igual número de ocasiones.

El primero jugaba con los Búfalos de Kintetsu (hoy Búfalos de Orix, tras la fusión con los Orix BlueWave) y el segundo con los Leones de Seibú.

Carreras impulsadas:

El toletero con la mayor cantidad de remolcadas de este circuito es Hiromitsu Ochiai, con un total de 146 en 1985.

Se desempeñaba en aquel momento como tercera base de los Lotte Orions (hoy Marinos de Lotte). De él podemos acotar que es uno de los mejores bateadores en la historia de la NPB, coronándose múltiples veces campeón bate y alcanzando la triple corona en tres ocasiones.

Hits conectados:

Acá encontramos a otro nipón: Shogo Akiyama. Con 216 indiscutibles en la zafra 2015, este jugador rompió por 6 hits el récord que había implantado Ichiro Suzuki en 1994.

Él jugaba con los Leones de Seibú en ese momento. Sin embargo, en enero del presente año abandonó el béisbol japonés para firmar un contrato con los Rojos de Cincinnati, ¿Le irá igual de bien en la MLB? Por si acaso, recordemos este nombre.

Bases robadas:

Este récord pertenece al rey de las estafadas en Japón, una especie de Rickey Henderson asiático. Su nombre es: Yutaka Fukumoto y el mayor número de bases robadas en un año lo impuso en 1972, con 106.

Varias veces rompió su propia marca, siempre vistiendo el uniforme de los Hankyu Braves (equipo que desapareció para renombrarse como Orix Braves, luego Orix BlueWave y que hoy se llama Orix Buffaloes).

Y tú, ¿Conocías alguno de estos récords?

 

Escrito por: Carlos Guerrero.

Beat Writer (Escritor Oficial) de: @raysbaseball @raysbeisbol

Twitter: @CAG90Minutos

Instagram: @CAG90Minutos

¿Quieres saber más sobre las ultimas noticias del mundo del Béisbol?

Te invitamos a seguirnos en nuestro canal de Youtube:
Que pasa MLB

Para entrevistas y todo lo relacionado con los Yankees, siga nuestro podcast:
La Semana de los Bombarderos

Si aún no se ha suscrito a nuestro blog lo puede hacer aquí:
Suscríbete al blog por correo electrónico

También lo invitamos a seguirnos en las redes sociales:

 Facebook: @conlasbasesllenas

Twitter: @conlasbasesfull

 Instagram: @conlasbasesllenas

Lo invitamos a divertirse y hablar de béisbol en nuestro

Podcast «Con Las Bases Llenas», no se lo pueden perder!

Imágenes utilizadas son autorizadas a reutilizar

About Author

Soy licenciado en comunicación social mención audiovisual. Egresé de la Universidad Rafael Belloso Chacín del estado Zulia, Venezuela, en 2017. Actualmente me desempeño como redactor en "Con Las Bases Llenas LLC" y soy Beat Writer (Escritor oficial) de los Tampa Bay Rays en dicho sitio. Mi pasión es el deporte y mi pasatiempo preferido la lectura.

Queremos saber tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.