fbpx

MLB 2020, un capítulo más que desalentador para el colombiano Julio Teherán

Julio Teherán, el único colombiano que fue firmado como una estrella por una organización de la MLB, tuvo su peor temporada en este 2020. Si bien este año se ha caracterizado por su atipicidad, la profunda derrota que tuvo el cartagenero fue algo que nadie se esperaba.

Julio Teherán, quien jugó su décima campaña en la MLB con los Angels de Los Ángeles, tuvo el peor promedio de carreras limpias permitidas de toda la rotación de la organización californiana (10.05), dejando una diferencia significativa respecto con los otros abridores: Andrew Heaney (4.46), Dylan Bundy (3.29), Griffin Canning (3.99), Patrick Sandoval (5.65) y Jaime Barria (3.62).

Sin embargo, este no es el único argumento que traemos a la mesa hoy para sustentar nuestro título.

COVID-19

El regreso al béisbol se atrasó mucho para Julio Teherán. Además de que tuvo que esperar cuatro meses para que la MLB y la MLBPA (Sindicato de Jugadores de la MLB) se pusieran de acuerdo en cómo sería esa temporada 2020 con el nuevo enemigo andante, el covid-19, el bolivarense tuvo que esperar dos semanas más, aproximadamente, para ir al Summer Camp con los Angels, que inició el 3 de julio.

La razón de su ausencia se debió a que él, junto con su esposa e hijo, se contagiaron de coronavirus. «Yo me empecé a sentir mal, pero como yo soy una persona que se refría cuando llueve, entonces pensé que era por eso. Pero luego empecé a sentir fiebre y otros síntomas», contó el lanzador colombiano en conferencia de prensa.

«Días después me comuniqué con el equipo y le comenté lo que estaba pasando», añadió Julio Teherán, quien generó mucha incertidumbre en la opinión pública por su ausencia inexplicable. La única entrevista que el colombiano dio antes de confirmar que sí tenía covid fue a Enrique Rojas de ESPN Deportes. Mira aquí.

Sin embargo, el diestro contó a la periodista colombiana Dayana Villalobos Dimare que haber contraído la enfermedad no le generó secuelas en su salud, razón por la cual se podría asegurar que ese no fue el motivo de su pésima actuación en el 2020, pero sin duda las cosas no habían empezado del todo bien.

Falta de velocidad

La falta de velocidad en sus pitcheos explicaría por qué a Julio le fue tan mal. Según Statcast, en 2020 Teherán usó los mismos tipos de lanzamientos que siempre ha usado en la Gran Carpa: slider, sinker, curva, Cambio y bola rápida de cuatro costuras.

De todos los lanzamientos efectuados en este año (572 en total), la bola rápida fue la que registró mayor velocidad, 89.2 mph en promedio, cifra que sigue siendo muy regular frente a lanzadores que registran hasta 100 millas en las Grandes Ligas, es decir, estamos a una diferencia de 10.8 mph.

La velocidad que registraron sus otros lanzamientos también fue deficiente: Sinker (88.7 mph), Silder (80.9), Cambio (82.0) y Curva (72.3 mph).

No generó confianza 

Julio Teherán no fue el consentido del manager de los Angels, Joe Maddon, ni estuvo cerca de serlo; no le generó confianza. Incluso, el 28 de agosto, en el juego de los Angels frente a los Astros de Houston, Julio estuvo cerca de lanzar 5.0 entradas para tener, al menos, un chance se conseguir su primera y única victoria del año.

Pero Maddon le pidió la bola al cartagenero cuando este había lanzado 4.2 innings, es decir, solo le faltaba un out para completar las 5 entradas completas. La decisión de Maddon dejó descontento al colombiano que, sencillamente, nunca halló su ritmo en la temporada y se le vio como nunca antes se le había visto.

Y para empeorar el panorama, Julio también habría generado desconfianza en su antiguo manager, Brian Snitker, cuando estaba en los Bravos de Atlanta. En el 2019, los Braves avanzaron a la postemporada, pero no incluyeron a Teherán en el roster de 28. Vino a ser añadido días después cuando el relevista Chris Martin sufrió una distensión en su oblicuo izquierdo.

Julio lanzó en 2 partidos de postemporada, dejando un ERA de 5.40.

Bravos de Atlanta

Y, aunque parezca raro, los Bravos de Atlanta serían la otra razón por la cual Julio ha tenido un año para el olvido. Si bien el ser pelotero implica tener que cambiar equipos las veces que sea necesario, no es tan fácil ver brillar a una organización en la que se estuvo un año atrás.

Justamente, a Brycer Harper le preguntaron el año pasado qué sentía al ver a su antiguo equipo, los Nacionales de Washignton, ganar la Serie Mundial un año después de haberlo dejado e irse para los Phillies de Filadelfia. Sí, los Bravos no han ganado la Serie Mundial, pero no están muy lejos de hacerlo y eso golpearía aún más a Teherán.

Hasta el momento, ninguna organización ha contratado al colombiano y tampoco se ha escuchado de algún equipo interesado en él. Sin embargo, Julio tendría que ir a alguna liga invernal para prepararse de cara al 2021 y que el interés de algún equipo de la MLB no lo tome por sorpresa.

No se espera menos de uno de los mejores lanzadores colombianos de la historia.

 

 

Escrito por: Dayana Villalobos Dimare
Twitter: @dayanavdimare
Instagram: @dayanavillaloboss

¿Quieres saber más sobre las ultimas noticias del mundo del Béisbol?

Te invitamos a seguirnos en nuestro canal de Youtube:
Que pasa MLB

Para entrevistas y todo lo relacionado con los Yankees, siga nuestro podcast:
La Semana de los Bombarderos

Si aún no se ha suscrito a nuestro blog lo puede hacer aquí:
Suscríbete al blog por correo electrónico

También lo invitamos a seguirnos en las redes sociales:

Facebook: @conlasbasesllenas

Twitter: @conlasbasesfull

Instagram: @conlasbasesllenas

Lo invitamos a divertirse y hablar de béisbol en nuestro

Podcast «Con Las Bases Llenas», no se lo pueden perder!

Imágenes utilizadas son autorizadas a reutilizar

About Author

Latina. Colombiana. Barranquillera. Amante de la pelota caliente y empedernida contadora de historias que nacen del 'Rey de los Deportes'.

Queremos saber tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas