fbpx

Los verdaderos chances que tienen los Padres de San Diego de ir a playoffs

Cuatro semanas más. Con 73 juegos ganados y una efectividad en victorias de .533, aún queda mucho por hacer. Una intensa persecución por el juego de comodín de la Liga Nacional llamó la atención de todos los neófitos dentro de la liga y los Padres de San Diego eran su principal protagonista, siendo esta una historia con un desenlace desconocido. 

Es prácticamente inviable seguir pensando que los “frailes” en esa intensa batalla por la división oeste de la Nacional. Esa ya es otra historia y a ella solo pertenecen los Gigantes de San Francisco y los Dodgers de Los Ángeles. Tal vez este escenario era impensable al iniciar la temporada cuando pocos imaginábamos la tremenda carrera que harían los de la bahía. Decisiones clave, lesiones, y una ofensiva con explosividad intermitente fueron llevando el cuento de los Padres a una posición incómoda. Detrás de la temporada de la “Crone Zone”, el “Swag Chain” y el “Slam Diego”, esta la temporada del fracaso de Larry Rothschild, la tercia de decaídas del hombro de Tatís Jr. y una crisis ofensiva debatible. 

Complicado calendario

Los de San Diego tienen aún 23 encuentros por jugar que representan tanto su trampolín hacia octubre, como su guillotina. Aunque mantienen una ventaja parcial frente a los Rojos de Cincinnati y los Phillies De Philadelphia, la novena café y oro tiene el calendario más complejo de todos. Posterior a la serie de par de juegos frente a los Angels, de Los Ángeles, el conjunto comandado por Jayce Tingler se internará en una travesía donde enfrentará a 3 equipos en zona de clasificación y a un candidato serio. En dos ocasiones frente a los Dodgers, tercia de series contra Gigantes, una batalla de cuatro encuentros ante los Bravos de Atlanta y una más frente a los Cardenales de San Luis. Solamente en la serie frente a Cardenales, los Padres son favoritos a llevarse la serie, hablar de alguna barrida es complejo. Según la sabermetría, este panorama le da a los Padres una posibilidad de 33% de llegar a los playoffs. Sí, ni siquiera un 50-50.

¿Le alcanzará a los Padres?

Pensar en depender de Philadelphia y Cincinnati tiende a ser algo relativamente complicado cuando sabemos que ambos se encuentran en niveles de juego distintos. El pitcheo, por parte de los Rojos, ha venido mostrando problemas graves que provocan resultados abultados y una carga de trabajo muy fuerte para su impresionante ofensiva. Por su parte, el equipo de Philadelphia va por un camino similar, pero inminentemente es un equipo que se ve con mejoría, incluso con materia para luchar en postemporada.

Pero pensemos específicamente en los Padres. El equipo de Tingler tiene que presentar un béisbol extraordinario para poder sacar los juegos necesarios frente a los líderes de la Liga Nacional. Y es que eso es lo que han venido haciendo ya algunos de ellos. En el departamento de lanzadores, las grandes actuaciones de Blake Snell y Joe Musgrove, en conjunto con la llegada de Dinelson Lamet, el regreso de Chris Paddack y la dudosa incorporación de Jake Arrieta, le han venido dando argumentos a la novena sandieguina para ganar encuentros.

Cambios que resultaron

Una rotación con Yu Darvish, Snell, Musgrove, Paddack, y una alternancia entre Lamet y Arrieta, darán un soporte muy grande a una rotación que se encontraba quebrada apenas hace par de semanas. Se ha notado un cambio relevante tras el despido de Rothschild y su modificación por Ben Fritz, el cual ha resultado muy positivo tanto para el pitcheo abridor, como para el bullpen.

Te podría interesar: Cuadrangular de Jake Cronenworth frente a Houston

Y claro, todo parece indicar que el problema más grande está en la ofensiva. Aunque se han hecho cambios necesarios, los Padres siguen desperdiciando a muchos hombres en base. Trent Grisham, Tommy Pham y Adam Frazier no han podido tomar una brújula para producir y ponerse en base. En cambio, Fernando Tatis Jr. y Manny Machado lograron verse mejor con su mudanza a los puestos de primero y segundo en el orden respectivamente. El departamento comandado por Damion Easley tiene que comenzar a funcionar de una manera más dinámica. Los robos de base han bajado considerablemente, así como los elevados de sacrificio. Depender del cuadrangular ha sido una constante durante el mes de agosto y septiembre para un lineup que al inicio de la temporada prometía un estallido constante. 

Es muy poco tiempo para cambiar modelos, filosofías y estrategias de juego. Sin embargo, los problemas de los Padres están muy a tiempo de ser resueltos con el fin de ver a un equipo complementado como lo fue en la serie frente a Houston. Si todo esto sucede y logra ser ejecutado, los Padres estarán presentándose en el Oracle Park o en Dodger Stadium para pelear por vitalidad en la postemporada 2021 de la Nacional este próximo 6 de octubre.

Escrito por: Julio Rangel
Twitter e Instagram: @julioranr

Siga toda la acción en LasMayores.com la página oficial de Las Grandes Ligas de Béisbol

¿Quieres saber más sobre las ultimas noticias del mundo del Béisbol?

Te invitamos a seguirnos en nuestro canal de Youtube:
Que pasa MLB

Para entrevistas y todo lo relacionado con los Yankees, siga nuestro podcast:
La Semana de los Bombarderos

Si aún no se ha suscrito a nuestro blog lo puede hacer aquí:
Suscríbete al blog por correo electrónico

También lo invitamos a seguirnos en las redes sociales:

Facebook e Instagram: @conlasbasesllenas

Twitter: @conlasbasesfull

Imágenes utilizadas son autorizadas a reutilizar

About Author

Latino, mexicano y lagunero. Desde pequeño analizando y contando historias de este enigmático juego que tanto frustra y emociona a nuestras sociedades.

Queremos saber tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.