John Dillinger y su amor hacia el béisbol
MLB (Grandes Ligas)

John Dillinger, el gángster de Indiana.

Johnn Dillinger y su amor por el béisbol.

A lo largo de tu vida conoces muchas historias acerca del deporte que tanto nos apasiona a ti y a mí, el béisbol.

Mientras más indagas en sus crónicas, más te sorprendes, encuentras relatos fascinantes, desde héroes condecorados en la guerra, hasta jonrones míticos que tienen más de un siglo de existencia.

En esta ocasión no te voy a hablar de alguien que escribió su historia a base de batazos, pero que si tuvo su vida ligada al béisbol.

John Dillinger fue todo un icono de la cultura popular norteamericana de los años treinta y adquirió su fama a golpe de pistola… literalmente.

Un ladrón de bancos que vivió sus últimos días en Chicago y que la segunda mitad de su corta vida (murió baleado a los 31 años) se la pasó disparando y huyendo de la policía.

Pero… ¿Por qué era un tipo famoso?

El año 1929 marcó a nuestro bello planeta con una de las peores crisis financieras que se hayan visto, un fenómeno conocido como la Gran Depresión.

La crisis, naturalmente, causó mucho descontento entre la población estadounidense, todas las clases se vieron afectadas producto a la quiebra de varios bancos. La mayoría de las personas tenían invertidos sus ahorros en los bancos y terminaron perdiendo todo.

La gente estaba molesta y canalizaron todo su odio hacia las entidades financieras a través de la satisfacción que sentían cuando alguien los robaba a ellos (los bancos).

Dillinger, fue uno de los ladrones más famosos sino el que más, en gran parte porque su modus operandi no dejaba víctimas que no fueran agentes de la ley.

John Dillinger
John Dillinger en los 30’s

Y te preguntaras ¿Qué tiene que ver este criminal con el béisbol?

Para responderte la pregunta vamos a tener que retroceder alrededor de una década.

Como la mayoría de los jóvenes de la época, John Dillinger era un apasionado del deporte de las bolas y los strikes. Fiel aficionado de los Cachorros de Chicago y que, entre riñas con otros chicos y problemas escolares, John también practicó el béisbol.

Las cualidades de John como pelotero destacaron en la grama de su natal Indiana. La rapidez que poseía, hizo que le apodasen como “The Jackrabbit”.

En 1922 se enlistó en el ejército tratando de escapar de la pobreza, aunque desertó tras unos meses y se regresó a Indiana. Intentando darle un vuelco a su vida, probó con varios empleos, pero ninguno funcionó y fue cuando decidió hacer lo que mejor sabía hacer, jugar al béisbol.

Era tan hábil jugando a la pelota que los equipos locales le pagaban para representarlos siendo los Atléticos de Martinsville los que le ofrecieran un contrato de 75 dólares mensuales, en meses de temporada claro está.

En 1924 los Martinsville Athletics salieron campeones de su circuito, en gran parte gracias a la soberbia actuación del shortstop del equipo, el veloz John Dillinger, que incluso se ganó un premio extra de 25 dólares que otorgaba un negocio local –The Old Hickory Furniture Company– al jugador con el mayor promedio ofensivo (AVG) del torneo.

Postal de Béisbol
Postal de Béisbol

Todo marchaba bien hasta que llegó la temporada muerta, sin tener ingresos económicos, a sus 21 años, John comenzó a buscar alternativas a la vida como deportista.

Fue entonces cuando conoció a Ed Singleton, que era el ampáyer de los juegos cuando los Atléticos jugaban de locales. Ed, un tipo cuarentón con récord criminal y que, al béisbol estar de reposo, también había quedado desempleado.

Ed Singleton le comentó a John que había estado estudiando un “golpe” fácil hacia una tienda del barrio. El negocio lo llevaba un señor de la tercera edad por lo que supuestamente iba a ser un robo sin problemas.

Resultó completamente al revés, hay varias versiones y ninguna oficial, lo cierto es que ambos delincuentes cayeron en manos de la justicia.

John que se había ido a casa de un amigo a 40 millas de la ciudad, fue persuadido a entregarse tras que su padre le convenciera, ya que supuestamente se había llegado a un acuerdo con el fiscal del caso.

Al no tener dinero para cubrir un abogado, el padre de John habló con los encargados de la justicia e intentó destacar las cualidades de su hijo, buscando una condena moderada.

El trato se fue por tierra, el Fiscal mintió y al no tener un abogado para su defensa, fue condenado a 10 años de prisión.

Para ponerlo en contexto, Ed Singleton si contó con un defensor legal y solo recibió pena de 2 años.

Ese día murió algo en John, murió su sueño de ser un beisbolista de Grandes Ligas y a su vez algo despertó en su interior, un odio por el sistema legal que lo traicionó.

Pasó los siguientes nueve años como convicto y una vez más, el béisbol fue parte de su vida. Los oficiales reconocieron sus habilidades en el juego y se convirtió en el campo corto de su prisión, The Indiana State Reformatory.

Tanta era su fama dentro del sistema penitenciario que fue transferido a la prisión más importante del estado solo porque necesitaban sus servicios, dado que para la época, se corrían apuestas en los juegos del sistema penal.

Cuando John no estaba jugando béisbol, se encontraba aprendiendo del resto de los criminales acerca del robo de bancos y por supuesto, echaba sus ratos libres siguiendo los resultados de su equipo, los Cachorros de Chicago.

En 1933 terminó su condena y había aquirido un conocimiento profundo referente a los atracos de bancos, jugar al béisbol quedó en el olvido.

Se dedicó enteramente a los robos de bancos convirtiéndose en el hombre más buscado de los Estados Unidos.

Cartel de búsqueda y captura, 1933.
Cartel de búsqueda y captura, 1933.

Entre heridas, balaceras y escapes de prisión, John continuaba siendo un ávido fanático de los Cubs, tras vivir mirando sobre su hombro y recorriendo gran parte del país, John decidió hacerse una cirugía estética y mudarse a la metrópolis de Chicago.

En una urbe tan grande probablemente no lo iban a reconocer y era así, como asistía al Wrigley Field para disfrutar de los juegos de sus Cachorros.

De hecho, su muerte llega un domingo, cuando los Cubs habían salido de gira e iban a estar un tiempo fuera.

Murió abaleado a manos de un agente del BOI (predecesor del FBI), el legendario Melvis Purvis, el mejor activo que tenía la justicia por aquella época, tanta era su fama que hasta la actualidad nadie capturó más enemigos públicos que él.

Foto de su tumba en Indiana
Foto de su tumba en Indiana

La historia de John Dillinger trascendió bien alejada del béisbol, aún se le recuerda como un vengador, un tipo que defendía los intereses del pueblo contra el régimen financiero opresor, no fue así, John fue un ladrón que si bien buscó no afectar a gente que no tuviera que ver con sus atracos, asesinó a muchas personas inocentes en el camino.

Si me preguntas ¿Hubiera llegado a ser un Big Leaguer? Te diría que probablemente no, para la época, fuera de las Grandes Ligas habían alrededor de 5 mil personas jugando en las Menores y solo 400 jugadores se encontraban en el más alto nivel.

A pesar de que no encontré estadísticas, me pongo a pensar y digo, un muchacho joven que jugaba Short Stop, una posición que requiere tener muy buenas manos, que al equipo que llegáse era aclamado como el mejor, que destacaba por la velocidad y por su calidad al bate… no sé, igual tenía el talento para llegar, solo que escogió otro destino.

O quizás su destino hubiera sido distinto en caso de que hubiera sido fan de los Chicago White Sox, que ese fin de semana, jugaron en casa…

Si gustas conocer más de su vida como criminal, te recomiendo la adaptación a la pantalla grande, Enemigos Públicos, protagonizada por Johnny Depp y Christian Bale.

JOHNNY DEPP en Public Enemies.

Llegó el 27 para este artículo y si ya llegaste hasta aquí, búscame en Twitter que tengo más contenido de béisbol:

Twitter: @EraseUnRuso

También sigue los Hashtags #RapidasMLB y #LaKroquetaMLB para que te enteres de las estadísticas más interesantes de la MLB.
Datos tomados de www.fangraphs.com y www.baseball-reference.com

No pierdas la oportunidad de suscribirte a ESPN+ a través de nuestra página y comienza a disfrutar de todos los deportes a toda hora y por un precio mas barato que un almuerzo, sigue el enlace :

ESPN+ Free Trial!
Advertisement

¿Quieres saber mas sobre las ultimas noticias del mundo del Béisbol?

Para entrevistas y todo lo relacionado con los Yankees, siga nuestro podcast:
La Semana de los Bombarderos

Si aún no se ha suscrito a nuestro blog lo puede hacer aquí:
Suscríbete al blog por correo electrónico

También lo invitamos a seguirnos en las redes sociales:

Facebook: @conlasbasesllenas

Twitter: @conlasbasesfull

Instagram: @conlasbasesllenas

Lo invitamos a divertirse y hablar de béisbol en nuestro

Podcast “Con Las Bases Llenas”, no se lo pueden perder!

Y por último seguir nuestro programa de Youtube:
Que pasa MLB

Imágenes utilizadas son autorizadas a reutilizar de manera comercial.

David Milanes
En la vida no hay nada mejor que un café por la mañana y un 643 en la azotea de la novena.
https://conlasbasesllenas.com/

Queremos saber tu comentario