El WAR defensivo
MLB (Grandes Ligas)

Entresijos de Baseball Reference y el WAR

Baseball Reference nunca deja de mejorar, es una de las razones por las que se ama a esa valiosa herramienta en esta era de la sabermetría, aunque muchos se limiten a favor de las estadísticas tradicionales.

Baseball Reference es un machete de trabajo incluso para escribir de hechos que se ejecutaron antes del nacimiento de cualquier escritor. Las búsquedas siguen mejorando. Se vuelve más y más fácil todo el tiempo para encontrar cosas interesantes.

Pero hay que admitirlo: El War a la defensiva, DWAR a veces desconcierta a más de uno.

DWAR es “Defensive Wins Above Replacement” de Baseball Reference. Es un concepto tan conveniente, una cifra que estima cuánto valor por encima del nivel de reemplazo que un pelotero aporta con su defensa. Sin embargo, deja más respuestas que lo que plasman los números y realmente muchos no comprenden eso.

Veamos el caso de Keith Hernández

Keith Hernández fue un gran guardián de la primera base con su guante y con una larga carrera. Esto es algo que todos los que lo vieron jugar están de acuerdo.

Estuvo presente en los engramados durante las décadas de 1970 y 1980, cuando reinventó cómo jugaba el inicialista. Fue fantástico en todos los aspectos de la defensa del primer costal, gran alcance, buen brazo, brillante, incluso tiros malos de sus compañeros los hacía ver como precisos por parte de sus compañeros.

Era un Oliver Kahn o Dino Zoff custodiando la primera almohadilla o de todos modos, parecía así.

Keith Hernández compiló un WAR defensivo de 0.6.

 

 

Eso parece sugerir que Keith Hernández obtuvo apenas .6 victorias más que un primera base de reemplazo en toda su carrera de 17 años. Eso no suena particularmente bien. De hecho, eso no expresa nada bueno.

¿Baseball Reference realmente dice que Hernández básicamente no ofreció ningún valor defensivo por encima de un primera base sustituto? ¿Fue todo lo que vio una ilusión? ¿A los que lo vieron y los que lo conocen por medio lecturas, videos y vagas indagaciones, dan la fea elección de tirar a al cesto de basura la imagen de Hernández o no valorar la estadística de DWAR?

La respuesta es: No. Esa no es realmente la contestación que produce.

Hay que entender qué es DWAR

En primer lugar, el nombre es un poco ilusorio. Sí, WAR  se ha llegado a entender que el “reemplazo” representa una estimación aproximada de un jugador que podría encontrar para sustituir a un titular en caso de lesión o algo similar.

Eliezer Alfonzo, Russ Adams, Wendell Magee, Mario Guerrero, son toleteros de nivel de reemplazo, por lo que es útil saber cuánto mejor es un pelotero con respecto al “reemplazo”.

Pero así no es como funciona DWAR. En realidad, mide a un jugador contra el fildeador de Grandes Ligas promedio. Hay razones para esto, y es lógico pensar que es más fácil hallar a un pelotero de reemplazo que sea un defensor dentro de lo normal.

Lo que DWAR está diciendo es que Keith Hernández obtuvo 0.6 victorias más que el promedio de la liga, no respecto con el reemplazo. Eso todavía no computa, hasta que lleguemos al segundo punto.

Segundo punto

El segundo punto es este: DWAR incluye lo que se llama un “ajuste posicional”.

Para que WAR funcione bien, debes incluir un ajuste posicional porque un campocorto es naturalmente y universalmente más valioso a la defensiva que un primera base. Un receptor es más sobresaliente con el guante que un jardinero izquierdo. Eso es obvio.

Estos jugadores son más valiosos simplemente en virtud de la posición que juegan. El círculo de personas que pueden desempeñarse en el campocorto en las Grandes Ligas es mucho más pequeño que la cantidad de peloteros que pueden fungir en primera base .

WAR de Baseball Reference nos enseña eso por medio del ajuste posicional.

Se divide en dos

Baseball Reference divide a WAR en defensivo y ofensivo. En otras palabras, DWAR no está diciendo que Keith Hernández tenga 0.6 victorias mejor que el primera base promedio.

Refleja que Keith Hernández tiene 0.6 victorias más que el defensor promedio.

El fundador de Baseball Reference, Sean Forman, hace su caso lógicamente.

“Originalmente no lo incluí”, dice sobre el ajuste posicional. “Pero realmente confundía a las personas cuando lo hacíamos de esa manera”. Quería que DWAR mostrara quiénes eran los mejores peloteros a la defensiva y si no incluye el ajuste posicional, hombres como Keith Hernández y Barry Bonds no aparecen entre los mejores jugadores guante en mano de todos los tiempos, lo cual no es realmente lo que debería ser. Creo que también puedes argumentar que el peor torpedero es probablemente un mejor defensor que incluso los mejores de la primera base, y los números ahora concuerdan con eso”.

Por cierto, Sean trajo a Keith Hernández de forma independiente. No se menciona al otrora pelotero de los Mets en la pregunta.

Sin embargo, este es exactamente el punto: cuando solo miras WAR Runs Fielding, sin tomar en cuenta la posición, Keith Hernández se ubica como el segundo mejor primera base a la defensiva de todos los tiempos (sólo detrás de Albert Pujols) y el 53 ° fildeador más grande de todos la historia independientemente de la posición.

Con ajuste o sin ajuste

Entonces, ahora la pregunta: ¿De qué manera lo prefieres? Si haces el ajuste posicional, el 0.6 DWAR de Hernández parece insignificante y poco impresionante para un defensor tan maravilloso.

Si no se realiza el ajuste posicional, el DWAR de Hernández sería de alrededor de 11.7, y sería clasificado como un mejor jugador defensivo que Yadier Molina, Garry Maddox, Phil Rizzuto y Tris Speaker, lo que ciertamente no era así.

Se puede no incluir el ajuste posicional en DWAR porque la mayoría de las personas no comparan naturalmente a los defensores de distintas posiciones. Difícilmente la gente preguntará: “¿Quién fue un mejor guante en mano: David Concepción o Barry Bonds? ¿Joe Morgan o George Scott? ¿Rey Ordóñez o Willie Mays?”

No es así como funciona la mente de la mayoría de la gente al hacer el símil de un pelotero a la defensiva.

Las personas miran DWAR  y le gustaría ver un número que refleje cuán buenos son en la posición en la que juegan.

Ejemplo

Eric Hosmer ganó tres Guantes de Oro consecutivos en cuatro temporadas a pesar de que las métricas defensivas en general sugieren que es solo un defensor de promedio en algún lugar del rango bajo. En ese momento, Scott Boras tomó una foto de las estadísticas defensivas, diciendo que los timoneles y entrenadores (que votan por los Guantes de Oro) obviamente ven algo más en él.

 

Ciertamente nadie se atrevería a decirle a Scott Boras cómo hacer su negocio, pero sí, la larga historia de la votación en el Guante de Oro dice algo es que los managers y los entrenadores son bastante inestables en el tema de valorar los atributos con la manopla de peloteros de otros equipos.

La cosa es que, el DWAR que tenía Hosmer en ese tiempo con un puntaje de menos -1.6, que suena realmente terrible. Y no es que eso sea justo para el actual pelotero de los Padres de San Diego. Más de la mitad de ese valor negativo proviene del simple hecho de que juega en primera base.

Estaba en -7 carreras a la defensiva, lo cual no es bueno, no está tan lejos del promedio. No obstante resta nueve carreras para el ajuste posicional, y eso lo hace verse muy mal, peor de lo que se merece.

Más explicación de Foreman

De todos modos, eso es solo un punto de vista. También se tiende a estar de acuerdo con otros factores en que Baseball Reference ciertamente no debería incluir ajuste posicional  en DWARcomo en OWAR . Este dúo cuenta la estadística y la hace para que no  se pueda agregar las dos juntas para obtener WAR.

Una vez más, su creador explica por qué: “Supongo que se podría argumentar que OWAR no debería incluir el ajuste posicional”, dice. “Pero para esa estadística, pensé que tenía sentido incluirla, ya que entonces tienes una estadística de WAR independiente. Así que puedes asignar tu propio valor de campo al jugador y clasificarlos de esa manera “.

Mientras tanto, para divertirse, aquí están los cinco jugadores mejor calificados en cada posición guante en mano desde el final de la era de la bola muerta hasta 2017 y, en paréntesis, su DWAR.

Primera base

Albert Pujols, 139 runs (-2.2 dWAR)

Keith Hernández, 117 runs (0.6)

John Olerud, 103 runs (-2.0)

Mark Teixeira, 99 runs (-0.4)

Geoge Scott, 85.1 runs (-1.8)

 Segunda base

Joe Gordon, 150 runs (22.4 dWAR)

Bill Mazeroski, 147 runs (23.9)

Chase Utley, 142 runs (17.8)

Frankie Frisch, 138 runs (21.3)

Mark Ellis, 136 (17.6)

Tercera base

Brooks Robinson, 293 runs (38.8 dWAR)

Adrian Beltre, 230 runs (27.8)

Scott Rolen, 175 runs (20.6)

Buddy Bell, 174 runs (23.0)

Clete Boyer, 159 runs (21.5)

Shortstop

Mark Belanger, 241 runs (39.4)

Ozzie Smith, 239 runs (43.4)

Cal Ripken, 181 runs (34.6)

Andrelton Simmons, 163 runs (21.9)

Luis Aparicio, 149 runs (31.6)

Left Field

Carl Yastrzemski, 184 runs (0.5 dWAR)

Barry Bonds, 175 runs (6.7)

Brett Gardner, 122 runs (10.8)

Alex Gordon, 102 runs (7.6)

Luis Gonzalez, 91 runs (-1.4)

Centerfield

Andruw Jones, 236 runs (24.1 dWAR)

Willie Mays, 185 runs (18.1)

Paul Blair, 174 runs (18.6)

Jim Piersall, 174 runs (15.3)

Devon White, 133 runs (16.2)

 

Right Field

Roberto Clemente, 205 runs (12.1 dWAR)

Jesse Barfield, 161 runs (11.8)

Jason Heyward, 158 runs (12.5)

Brian Jordan, 153 runs (9.7)

Al Kaline, 152 runs (2.5)

 

Este listado es muy útil para comprender todo el concepto de DWAR y WAR.

Es probable que no se entienda realmente cómo funciona esto. No es seguro de que Sean Forman lo haga tampoco. No existen las victorias defensivas ni las carreras por encima del “reemplazo” porque el WAR se define por ofensa y defensa.

Y como resulta (no es que realmente importa) los jugadores de reemplazo en están en promedio en defensa. Toda su deficiencia está en la ofensiva.

No existe ajuste posicional a la ofensiva

Tampoco existe a la ofensiva el ajuste posicional. Se puede dar un valor con el madero en relación con otros peloteros en esa posición, pero se debe especificar durante qué período de tiempo.

Dicho todo esto, hay 100% de razón en que la mayoría de la gente quiere saber qué tan bien defensivamente se compara a un jugador con otros en su posición y presentar un número (ajuste de la posición) los confunde.

Conclusión

La defensa debe presentarse en relación con el promedio en esa posición y las personas deben saber cómo comparar jugadores a través de las posiciones (mediante la aplicación de ajustes posicionales).

La ofensa debe presentarse en comparación con el promedio de todas las posiciones.

La mayoría de las personas intuitivamente saben que las diferentes posiciones cuentan distintos rasgos ofensivos debido al tamaño del grupo de jugadores que pueden emplear esa posición (las características físicas necesarias para jugarlos).

Sin embargo, no es necesario saber esas diferencias o incluirlas en los números ofensivos.

Lo último

Finalmente, es apremiante incluir ajustes posicionales en el “número global final” (como WAR) para poder comparar todos los jugadores y porque cuando se desea saber “qué tan bueno” es un pelotero, se requiere incorporar su posición defensiva.

Transmisiones en vivo de todos los juegos de la temporada del MLB sólo en ESPN+. ¡Empieza tu prueba gratuita de 7 días hoy!

ESPN+ Free Trial!

¿Quieres saber más sobre las ultimas noticias del mundo del Béisbol?

Para entrevistas y todo lo relacionado con los Yankees, siga nuestro podcast:

La Semana de los Bombarderos

Si aún no se ha suscrito a nuestro blog lo puede hacer aquí:

Suscríbete al blog por correo electrónico

También lo invitamos a seguirnos en las redes sociales:

Facebook: @conlasbasesllenas

Twitter: @conlasbasesfull

Instagram: @conlasbasesllenas

Lo invitamos a divertirse y hablar de béisbol en nuestro

Podcast «Con Las Bases Llenas», no se lo pueden perder!

Y por último seguir nuestro programa de Youtube:

Que pasa MLB

Imágenes utilizadas son autorizadas a reutilizar

Queremos saber tu comentario