Noticias MLB

El curioso caso de Mike Piazza en el Fútbol Italiano

Fue en una tarde veraniega hace dos años, cuando Piazza y su familia se mudaron a Italia tras ser anunciada oficialmente la compra del Associazione Calcio Reggiana, un club de fútbol fundado en 1919 perteneciente a la ciudad de Reggio Emilia, ubicada al norte del país.

El Reggiana llevaba más de una década anclado en la Serie C o tercera división de la Liga Italiana, un equipo sin mucha gloria, en una ciudad que pocos conocen de Béisbol y que menos saben quién había sido Mike Piazza. Como esperando el milagro, el traspaso del club es concretado, otorgándole todos los derechos a una familia americana, era la principal noticia en el pueblo, todos salieron a la plaza a recibir a Piazza y a su esposa, Alicia Rickter (famosa actriz de la serie noventera Baywatch). Nuevamente había ilusión, un dueño americano podía traer la inyección financiera que tanto necesitaba la organización para llegar a la máxima categoría. A pesar de que Mike no habla italiano, la rompía con el discurso preciso llenando de ilusión a los hinchas reunidos que respondían con vítores y canciones a la traducción.

regg

La era Mike:

Piazza, arrancó de la mejor manera que un aficionado puede esperar de su gerencia, utilizó su influencia para promocionar el club en importantes revistas y programas televisivos previo al arranque de la temporada, comenzaba a hacer cambios en el staff y reforzaba al equipo.

El Reggiana estaba listo y así arrancaba la temporada 2016-2017, con mucho ruido y pocas nueces, finalizando en 5to lugar sin lograr la promoción a la división superior (objetivo principal), y es donde comienzan a asomar los problemas para Mike. En el deporte, que tengas una billetera grande no te asegura que vas a ser el mejor, primer error que cometía el otrora cátcher, que no podía entender el “mal” resultado de su equipo, para ponerlo en perspectiva real, el Director Deportivo del equipo, cobraba más que su par en la Lazio (Equipo de Primera División), las contrataciones de empleados al por mayor, las comodidades ofrecidas a los futbolistas, entre otras razones, dieron al traste números rojos en la economía del club y de la familia Piazza.

En ese momento a Mike todo le daba vueltas, perdido en un mar de dolores de cabezas y encerrándose en una prisión mental, llegó a la conclusión de que él no podía seguir a cargo de la oficina, es cuando en conversación con su esposa, deciden que ella estaría al mando de las operaciones del club.

La era Alicia:

La prioridad del equipo, seguía siendo la misma, lograr el ascenso, aunque esta vez con un corte de “gastos” radical. Comenzaron los despidos, cerró el servicio de transporte para el equipo juvenil, ordenó a los jugadores a lavar sus uniformes, increíble pero cierto, el Reggiana pasaba de lo sublime a lo ridículo, las relaciones con el Staff eran un hervidero, comenzó a tener problemas con el dueño del estadio, Mapei SPA (una corporación de ventas de adhesivos). Pero a pesar de todo, Alicia no perdía el enfoque de sacar el proyecto adelante, puso su casa de Florida en venta (una mansión de alrededor de 200 mil Franklins), contrató un nuevo Director Deportivo, Ted Philipakos, un americano proveniente del Venezia FC, este ayudó a mejorar la química y cambio al director técnico.

El Reggiana estaba listo y así arrancaba la temporada 2017-2018, Alicia mantenía las disputas con el Personal del equipo. Cercano al segundo mes de competencia, Alicia viaja a Florida para continuar con las negociaciones de la venta de la casa y, según aficionados y periodistas, el nivel de juego del equipo mejoró muchísimo tras la partida de la exmodelo, tanto así que hilvanaron dos rachas de ocho partidos sin perder, catapultándolos del puesto quince a la segunda posición de la tabla. Mike por su parte, se había mantenido en Italia, asistía a todos los partidos y arengaba a los futbolistas, pese a que su italiano no era fluido, mantenía buena comunicación con todos e incluso, hacia entrevistas directamente a los jugadores. Para aquel entonces ya el equipo conocía a Mike, intercambiaba selfies con los Ultras* y celebraba cada gol como si estuviera pegando un cuadrangular, era como un jugador más.

La temporada entraba en la recta final, el Reggiana logra aguantar la cuarta plaza que le vale un puesto para la serie de play-off contra el Robur Siena, el equipo con mejor resultado en dos partidos, avanzaría, pero, en caso de empate en el global, pasaría el Siena ya que terminó mejor clasificado. En el primer partido celebrado en casa, los chicos de Mike lograban una importante victoria de dos anotaciones por una, la mitad del trabajo estaba hecho, ahora faltaba la visita y el partido final.

El Siena comenzaba apretando desde el inicio, Reggiana esperaba con cautela, no obstante fortaleza sitiada, fortaleza tomada, justo antes de llegar al descanso Siena celebra el gol del mediocampista Alessio Cristiani y pone al Reggiana contra la pared. En la segunda mitad los visitantes salen a buscar el partido, con más empuje que habilidad, logran crear varias ocasiones de peligro en el arco rival (Mike no paraba de dar saltos de aquí para allá), hasta que en el tiempo añadido (seis minutos) llega el premio para Reggiana, gol en el minuto 95 para empatar y esperar por el pitazo final del principal, sin embargo, el juego sigue y se extiende hasta el minuto 98, el Siena volcado totalmente al ataque intentando por todos los medios llegar al area rival, cuelgan un balón que no traía mucho peligro y es cuando, de alguna manera, el arbitro toma una polémica decisión y pita penal para los locales, sí! Gritó PENAL! En una jugada que no entiendo si canta mano o falta, ninguna de las dos se aprecia, al menos yo, eche usted un vistazo.

Santini convierte la pena máxima y coloca el marcador global 3 a 3, resultado que le vale al equipo de Siena para continuar. El público asistente se lanza al campo, Mike se retira con su familia a casa, ya no había mucho que hacer, la decisión estaba tomada, el partido estaba ya en los libros de historia y finalmente, el Reggiana no cumplia su objetivo de obtener la promoción.

Unos días después, la Familia Piazza ofrecía una reunión en el centro de la ciudad para agradecer a jugadores y fanáticos, Mike, como ya era costumbre, tomó el microfono y comenzó a charlar con el público. Al finalizar, los asistentes cantaban y aplaudían, Mike había hecho buen trabajo, había logrado borrar una dolorosa derrota de la mente de las personas presentes allí y les devolvía la esperanza, todos eran felices, incluso coreaban el nombre de Alicia, si, hasta ese punto.

Ultras-Reggiana-en-Sassuolo

En la semana entrante, Mike Piazza vuela a New York para lanzar el primer pitcheo de la Serie del Subway, Alicia por su parte organiza un almuerzo con la directiva del equipo, todos rieron, disfrutaron y acordaron planes para la siguiente temporada, Alicia para concluir les dijo a todos que habían hecho un excelente trabajo y que podían comenzar con sus vacaciones.

A la mañana siguiente, algo raro pasaba, el edificio principal del club estaba cerrado, la puerta del parqueo también, no había un alma en esa zona, algo no estaba bien, Los Piazza habían abandonado el barco, las vacaciones que comentaba Alicia no eran de una semana sino de un «hasta siempre», el caos no tardó en llegar, Cómo podía estar sucediendo esto? Todo marchaba bien, los jugadores claves del equipo tenían contratos por varios años, la temporada siguiente Reggiana iba a ser favorito para subir a Serie B. El castillo se derrumba cuando se asoma el decreto oficial de los dueños americanos del equipo:

statement

El Reggiana había sido puesto en venta!!! Los jugadores no sabían si empacar o quedarse, los activistas del club no sabían si buscar empleo en otro sitio, los fans estaban enardecidos, Adonde habían ido a parar tantas palabras de apoyo y de esperanza? Un club que nunca fue top, correcto, pero que tenía 100 años de historia y que era el orgullo y el entretenimiento de la ciudad, los sueños se iban por el váter, para colmo de males, los Piazzas no lograban llegar a un acuerdo con respecto a la venta, el club no cumpliría con la fecha límite de inscripción para la siguiente temporada y seria descalificado de la competición automáticamente, el AC Reggiana simplemente, desaparecía. Los ultras se trasladaron a la Villa donde se hospedaban los Piazza, mostrándose (naturalmente) muy agresivos, a tal punto de que la familia tuvo que ser protegida por la Policía Nacional.

A día de hoy, el club vuelve a operar, pero esta vez en Serie D (liga amateur) pero con un nuevo nombre, como una nueva organización, Reggio Audace Football Club. Los Piazza se declararon en banca rota y continúan haciendo su vida en Italia, claro está, en otra ciudad. Mike Piazza no quiso ser el clásico pelotero leyenda retirado al que todos recuerdan con tanta alegría, él quiso más, quiso ser parte de algo que lo mantuviera activo, no resultó, y así fue, como una crisis existencial cuarentona, acabó con 100 años de historia.

Ultras*: Es el nombre que se da en Europa a algunos grupos de aficionados organizados que apoyan a equipos deportivos, principalmente futbol.

¿Quiere escuchar noticias de los Yankees, entrevistas y todo lo relacionado con el equipo? Siga nuestro podcast: “La Semana de los Bombarderos”, para escucharlo entre aqui

Imágenes utilizadas son autorizadas a reutilizar de manera comercial.

Si aún no se ha suscrito a nuestro blog lo puede hacer aquí: https://conlasbasesllenas.com/ solo tiene que poner su email a la derecha y luego dar clic en suscríbete. También lo invitamos a seguirnos en las redes sociales:

Twitter: https://twitter.com/ConLasBasesFull

Instagram: https://www.instagram.com/conlasbasesllenas/?hl=en

No se puede perder nuestro programa ‘’Con las Bases Llenas’’ en Podcast. Lo invitamos a divertirse y hablar de béisbol aquí: https://www.spreaker.com/conlasbasesllenas

Y por último seguir nuestro programa de Youtube: Que pasa MLB en nuestro canal: https://www.youtube.com/channel/UC2eZlvZJXVZ5FAtxd_oeeOg





Loading…


 

David Milanes
En la vida no hay nada mejor que un café por la mañana y un 643 en la azotea de la novena.
https://conlasbasesllenas.com/

Queremos saber tu comentario