Beisbol del Ayer Figuras historicas

”Cheito Cardenal”, un orgullo de Matanzas, Cuba.

Miami–José Cardenal, nació en Matanzas, el 7 de octubre de 1943. De cariño le llamaban ‘’Cheito’’. Lázaro Ruiz, un cazatalentos, colocó a Cardenal con 14 años, mientras estudiaba en la secundaria ‘’José Martí’’ de la Atenas de Cuba, en un equipo de peloteros juveniles de su propiedad en La Habana, donde también jugaba su primo Bert Campaneris. El padre de Cardenal era carpintero, su madre ama de casa y tenía dos hermanos y dos hermanas.

     ‘’Cheito’’, fue uno de los últimos jugadores en abandonar la Isla, antes de que el régimen comunista terminara con el profesionalismo. Firmo por $ 200 con los Gigantes de San Francisco. Según Cardenal, su bono por firmar, le permitió comprar un traje, un par de zapatos y un nuevo guante de béisbol.

      En un momento, aunque parezca mentira, se le comparo con Willie Mays, aunque después el ‘’Say Hi’’ Willie, se encargó de dejar claro que eso nunca pasaría. Debutó el 14 de abril de 1963, como corredor suplente contra los Cachorros de Chicago. En 1964 los Gigantes lo cambiaron a los Angelinos de California, donde jugo del 1965 al 67, temporada en la que termino segundo con 37 bases robadas. Luego lo adquirieron los Indios de Cleveland para las temporadas 68 y 69. Jugaría con los Cardenales las campañas del 70 y 71 donde a mitad de la misma lo enviaron con los Cerveceros de Milwaukee. Llegaría finalmente a los Cachorros de Chicago, equipo con el que más duro. Vistió la franela de los Cachorros del 72 al 77 y seria traspasado a los Filis de Filadelfia donde estaría 78 y 79 y  después se iría la gran manzana con los Mets de Nueva York, del 1979 al 80 aunque a mitad de la temporada del 80 terminaría la contienda con los Reales de Kansas City, a los que llegó en el momento justo para ser elegible al roster a la Serie Mundial de ese año contra los Filis.

     Cardenal, tuvo dificultades para adaptarse a los Estados Unidos como muchos latinos, luchando contra la barrera del idioma y sintiéndose solo. De hecho no podía comunicarse con su familia en Cuba, ya que el gobierno retrasaba sus cartas y en veces que intento a ayudar a su familia con dinero, su correspondencia llegaba abierta antes de que su familia las recibiera.

     Por otro lado, ‘’Cheito’’ perdía los estribos con facilidad y estuvo involucrado con frecuencia en controversias y argumentos, tanto dentro como fuera del campo, lo que llevó a ocho expulsiones de los juegos, como jugador y como entrenador.

     En marzo de 1966, Cardenal y el lanzador Rudy May, denunciaron que ellos y sus familias fueron víctimas de discriminación racial. Los dos jugadores, ambos negros, se quejaron de que cuando trataron de encontrar un lugar para rentarse, cerca del nuevo estadio de béisbol de los Angelinos, tres propietarios los maltrataron y no les rentaron por ser de color.

     Sus numeritos finales fueron de 275 de promedio, con 1913 imparables, 138 vuelacercas, 775 remolcadas y se estafo 139 bases en 18 temporadas en las Ligas Mayores. En una temporada empató el récord, para un jardinero, con dos doble plays sin asistencia. Tuvo nueve temporadas de 20 o más dobles y 20 bases robadas, cuatro de estas en el uniforme de los Cachorros.

     El 25 de abril de 1976, ‘’Cheito’’, fue parte de un hecho histórico y muy patriótico, en el que dos inadaptados y anti-sociales escorias intentaron quemar la bandera norteamericana, en el jardín derecho del Dodger Stadium. Rick Monday, el jardinero central, logró arrebatarles la bandera a los dos crápulas, los cuales trataron de perseguir a Monday para recuperarla, pero el jardinero izquierdo de los Cachorros corrió a interceptarlos. Ese jardinero fue José Cardenal.

    Como entrenador, Cardenal trabajo para los Rojos de Cincinnati, Cardenales de San Luis, Devil Rays de Tampa y fue el coach de primera base para los Yankees de Nueva York en los Campeonatos Mundiales en 1996, 1998 y 1999. Cardenal, se convertiría luego en asesor principal del gerente general de los Nacionales de Washington desde el 2005 hasta el 2009.

    José Cardenal, no solo fue un buen jugador, sino que también ha sido un buen hombre fuera de los terrenos de béisbol. ‘’Cheito’’, subasto su anillo de Serie Mundial que ganó con los Yankees de Nueva York en 1998, para con ese dinero ayudar a las víctimas del huracán Katrina.

Si aún no se ha suscrito a nuestro blog lo puede hacer aquí: https://conlasbasesllenas.com/ solo tiene que poner su email a la derecha y luego dar clic en suscríbete. También lo invitamos a seguirnos en las redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/conlasbasesllenas/

Twitter: https://twitter.com/ConLasBasesFull

Instagram: https://www.instagram.com/conlasbasesllenas/?hl=en

No se puede perder nuestro programa ‘’Con las Bases Llenas’’ en Podcast. Lo invitamos a divertirse y hablar de béisbol aquí: https://www.spreaker.com/conlasbasesllenas

Y por último seguir nuestro programa de Youtube: Que pasa MLB en nuestro canal: https://www.youtube.com/channel/UC2eZlvZJXVZ5FAtxd_oeeOg

Anuncios
Alfredo Alvarez
Alfre Alvarez, conocido como “El Cirujano del Béisbol”, creador del blog: “Con Las Bases Llenas” (https://conlasbasesllenas.com), escribe para 990 ESPN Deportes, Sports Made in USA, Empire Sports Media y la revista “Pisa y Corre”. Locutor y co-creador de Radiografía Deportiva, un programa radial deportivo en NMMiami.com y además creador y locutor de los podcast: “Con Las Bases Llenas” y “La Semana de los Bombarderos”.
https://conlasbasesllenas.com

Queremos saber tu comentario